POLÍMEROS DE LOS ÁCIDOS NUCLEICOS » Principales funciones

Los ácidos nucleicos son polímeros de nucleótidos; es decir, grandes moléculas que están formadas por la unión de monómeros. Cabe resaltar que estos ácidos se encargan de almacenar y transmitir la información genética, por lo que juegan un papel fundamental en el desarrollo embrionario y en el organismo en sí. Es por ello que conocer más sobre ellos es importante, por lo que en esta ocasión hablaremos de los polímeros de los ácidos nucleicos.

Polímeros de los ácidos nucleicos

polímeros de los ácidos nucleicos

Para entender un poco más sobre los polímeros de los ácidos nucleicos es importante saber que los polímeros son una sustancia química que se caracterizan por tener un elevado peso molecular, lo que es debido al gran tamaño de las moléculas que lo constituyen. Y es que básicamente podemos decir que los polímeros son moléculas de gran tamaño que se encuentran formadas por la unión de una o varias unidades simples, conocidas por el nombre de monómeros.

Los polímeros se dividen en dos grupos: los naturales y los sintéticos. Y dentro de los polímeros naturales podemos encontrar a los ácidos nucleicos; los cuales son sin duda alguna, muy importantes en la actividad de los seres vivos.

Teniendo en cuenta esto podemos decir que, los ácidos nucleicos son polímeros de alto peso molecular que juegan un papel importante en la síntesis de proteínas. Y es que estos ácidos son básicamente grandes moléculas que se encuentran formadas por la unión de monómeros.

Monómeros

Los monómeros son unas moléculas más pequeñas que llevan por nombre “nucleótidos”, las cuales cumplen funciones muy importantes como; sintetizar proteínas, así como también contribuir en el almacenamiento y transmisión de los caracteres hereditarios.

Los nucleótidos se encuentran formados por la unión de una base nitrogenada, una pentosa y una molécula de ácido fosfórico. Cabe resaltar que hay dos tipos de ácidos nucleicos, y cada uno de ellos se encuentra estructurado de una manera diferente.

Por ejemplo, el ácido desoxirribonucleico (ADN) presenta la siguiente estructura:

  • Dos purinas: Adenina (A) y la Guanina (G).
  • Dos pirimidinas: Timina (T) y la Citosina (C).
  • Pentosa o azúcar modificado, conocido por el nombre de desoxirribosa.
  • Un grupo fosfato.

Cabe resaltar que las moléculas del ADN se encuentran entre las más grandes de las conocidas, ya que tienen pesos moleculares de hasta diez mil millones de gramos.

Por su parte, el ácido ribonucleico (ARN), que es la otra clasificación de los ácidos nucleicos, presenta la siguiente estructura:

  • Dos purinas: Adenina (A) y la Guanina (G).
  • Dos pirimidinas: Citosina (C) y Uracilo (U).
  • Un azúcar relativamente normal conocido por el nombre de ribosa.
  • Un grupo fosfato.

Es importante hacer mención que los ARN se clasifican a su vez en tres grupos: El mensajero (ARNm), el ribosomal (ARNr), y el de transferencia (ARNt); estos tres tipos de ARN tienen nucleótidos similares, pero difieren en su peso molecular, estructura general y funciones biológicas.

Como pudimos observar, esto es lo que se conoce como polímeros de los ácidos nucleicos. Sin duda estas moléculas son de gran importancia para la vida misma, ya que son los que contienen toda la información genética de los seres vivos y, además, son los responsables de transmitir esa información de generación en generación; es decir, de padres a hijos.

Pero es importante hacer mención que nada de estas funciones serían posibles, si estos ácidos no contarán con la estructura que los caracteriza, ya que cada uno de los componentes que presenta, cumple un papel fundamental y especifico en el organismo.

En el caso de los polímeros de los ácidos nucleicos, estos están conformados por cadenas de nucleótidos, los cuales son sumamente importantes; ya que sin ellos los diferentes procesos de almacenamiento y transporte de la información genética, no podrían llevarse a cabo.

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1 votos, promedio: 5,00 de 5)
Cargando…